Archive for the ‘Literatura’ Category

Rara vez lloro con una película. Sin embargo, recuerdo claramente el que hasta ahora ha sido para mí el momento más demoledor –emocionalmente– en una sala de cine. Tendría yo ocho años cuando vi La Princesita (1995) de mi paisano Alfonso Cuarón (ya entonces genial y ahora merecidamente reconocido por Gravity). Ese clímax aún puede conmigo […]


Cuando el frío se cierne sobre Pamplona, muchos comprendemos que la gente del norte sea a veces tan taciturna y poco dada a la fiesta. Al parecer -lejos de mí generalizar- se muestran también bastante sórdidos en cuanto al crimen. Y no hablo del caso real de la matanza que llevó a cabo el noruego […]


Ayer dejaba Miguel Sanz la presidencia de la comunidad autónoma de Navarra, dejando el puesto a Yolanda Barcina, antes alcaldesa de Pamplona y miembro del mismo partido que Sanz. Y te preguntarás, querido lector potencial, qué demonios tiene que ver esto con El guiñol. Pues te lo explicaré, si me das un momento de tu […]


Hermano Lobo

25Ene11

Desde sexto de primaria y por motivos varios me he visto recitando en distintas circunstancias el poema (narrativo) de Rubén Darío Los motivos del lobo, que aprendí de labios de mi madre. En mi último cumpleaños me vi homenajeado -inmerecidamente, sobra decirlo- con un video/vídeo en el que se recoge esta poesía, a varias voces. […]


Es patente que el cine y la literatura tienen mucho en común. Y en ambos pululan los contadores de historias, intentando encontrar el jugo de la vida: una historia para contar. Para muchos, este afán se centra en encontrar una historia nueva, huyendo de aquello del Eclesiastés, nihil novum sub sole: no hay nada nuevo […]


Chanoc

22Ene11

En México alguna vez escuché el término “chanoc” para designar a una persona a la que se admiraba y a quien uno tenía como modelo: “Fulanito es mi chanoc“, es igual a ‘quiero ser como él’. Probablemente el curioso sustantivo venga del superhéroe del cómic homónimo (y 100% mexicano) Chanoc, con el que no coincidí […]


Pues sí, no pretendía volver a las andadas con este blog mío sin dejar algo más que mis propósitos de escribir más y de ser bueno. Pero antes de aportar alguna otra tontería mía, creo que la ocasión merece algo de más nivel. El otro día leí La voz a ti debida de Pedro Salinas […]