Simplemente Francisco (o los planes de Dios)

17Mar13

“El Espíritu Santo no lee los periódicos”
Jesús Colina

Recordarán el panorama de hace tan solo una semana. Los medios de comunicación —nuestros orientadores por excelencia, más para mal que para bien— hablaban mayormente de inciertos papables, candidatos a un asiento que se hundía entre crisis varias que lo habían dejado vacío con una histórica renuncia.

El miércoles la novedad salió al balcón. El primer papa latinoamericano. El primer papa jesuita. “Francisco”. ¿Será por San Francisco Javier? Ahora sabemos que es por el santo de Asís, amante de la pobreza y de los pobres. No portaba la tradicional capa con que vimos salir a anteriores papas recién elegidos. Solo su vestimenta blanca y una cruz de hierro. Pidió rezar por el papa emérito, Benedicto XVI, pidió —e hizo rezar en el momento— por él mismo y su misión. Sonriente y afable, a unos y otros cayó bien.

Poco a poco, empezaron a llover los datos, imágenes y anécdotas del nuevo papa. Que viajaba en transporte público y se cocinaba su comida, que es hincha del equipo de fútbol San Lorenzo, que le gusta callejear, que cuidaba personalmente a sacerdotes ancianos, que no tiene reparo en decir las cosas claras a quien sea, sean los Kirchner o a algunos de sus propios hermanos jesuitas que se inclinaron hacia la Teología de la liberación. Que hace años, al estar viendo la tele con quienes vivía, salió un programa indecente y le prometió a la Virgen no volver a ver la televisión. Que tiene un gran cariño hacia los pobres y hacia los pecadores.

A las anécdotas de antes se empezaron a sumar las de ahora como papa: viajar con los demás cardenales en el autobús y no en su coche oficial, las bromas con los otros cardenales (“Que Dios les perdone”, por elegirle, claro), ir a pagar la cuenta a la residencia en que se alojaba. Hoy, al terminar la Misa, salió a saludar a los fieles, dándoles la mano uno a uno, como hacen los párrocos. El Papa Francisco, en fin, tienen un estilo cercano y sencillo, que busca dejar ideas claras con homilías cortas con mucha naturalidad, muy pedagógico.

En fin, todo esto ahora es muy sabido, pero hay que reconocer que no deja de sorprender. Ahora resulta que esa Iglesia que nos pintaban tan decrépita y equivocada tiene al frente a un hombre que entiende, que predica con el ejemplo, que está en sintonía con esos valores que nadie discute (el amor a los pobres, la sencillez, la coherencia) y que es firme con esos otros que muchos discuten (el aborto, la eutanasia, las uniones homosexuales). Para algunos, los bien llamados “devotos odiadores”, siempre habrá muchas cosas malas que encontrarle, a este o a cualquier papa; para muchos, este es el papa que sí va a dar un vuelco “decisivo” en la Iglesia; otros simplemente vemos que en la Iglesia sigue gobernando quien siempre lo ha hecho, el Espíritu Santo, Dios mismo que elige siempre como su Vicario en la tierra al hombre que necesita. Y Dios siempre sorprende.

Y unas últimas palabras dedicadas a un hombre excepcional. Un hombre quizá en estos días olvidado o, peor aún, mirado con malos ojos por mal compararlo con el nuevo papa. Y es Benedicto XVI, el papa emérito. Quien tuvo la humildad de desafiar la tradición —su tan amada tradición de la que ha probado no ser un fanático ni mucho menos— para dejar lugar a quien el Espíritu Santo bien eligiera para seguir esta inmensa tarea. Y el Espíritu Santo no le falló. “Aunque ahora me retiro —le decía al clero de Roma hace pocos días—, estoy siempre cerca de todos vosotros en la oración, y estoy seguro de que también vosotros estaréis cercanos a mí, aunque para el mundo estaré oculto”. Oculto y rezando, sirviendo; como ahora el Papa Francisco sirviendo toma las riendas apoyándose en nuestras oraciones y su sencillez. Y que los medios de comunicación sigan hablando. Por suerte, estamos en manos de Dios. Y Dios siempre sorprende.

Anuncios


No Responses Yet to “Simplemente Francisco (o los planes de Dios)”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: