Homosexualidad y santidad

04Ago12

Un tema espinoso, ya lo sé, y con múltiples capas de prejuicios -tanto de un lado como del otro- y de corrección política. Pero a ver si me explico. Es notorio que hoy en día, en la sociedad occidental, ser homosexual está más aceptado que lo que nunca lo había estado antes. Una afirmación que tiene sus matices: en un extremo hay personas (homófobos u homófobas) que no lo aceptan de ninguna manera, en el otro extremo -aunque sea políticamente incorrecto reconocerlo- hay personas que no admiten que haya homosexuales que no quieran “ejercer” como tales (que no quieran, por ejemplo, tener relaciones sexuales homosexuales). Uno y otro grupo manifiestan su actitud con bastante radicalidad e incluso llegan a la violencia, ya sea psíquica o física. Ahora bien, la opinión más generalizada es que la Iglesia Católica se encuentra en el primer grupo. La idea de este post es simplemente mostrar que eso no es así.

Hace años me cautivó la historia de Jacques Fesch. Un “niño de papá” con una vida bastante licenciosa que, por un capricho -comprarse un barco-, decidió robar una tienda. Como asaltante resultó un poco torpe, y disparó contra un policía en su huida, quitándole la vida. Estando en prisión se convierte al catolicismo como fruto del trato de su abogado, un buen católico llamado Paul Baudet. Los impactantes días desde su conversión hasta su ejecución en pena por su crimen están conmovedoramente recogidos en el diario que dirige a su hija, Dentro de cinco horas veré a Jesús. Jacques Fesch está en proceso de beatificación y es una esperanza de conversión para muchos pecadores y criminales. ¿Y esto a qué venía? Ah, sí. Su abogado Paul Baudet (el de la foto) era homosexual.

Homosexual y buen católico, con todo lo que eso implica. Hay quien piensa que su beatificación también debería proponerse. Algo así piensan los chicos y chicas de Arguments, como dicen en el video que dejo al final del post. Y es que la Iglesia no dice que los homosexuales sean malos ni mucho menos: reconoce que llevan un peso especial en este camino que todos recorremos intentando ajustarnos a la Verdad y el Bien, y en el que querer adaptarlos a nuestro gusto o a nuestra circunstancia solo contribuye a que nos perdamos. La Iglesia invita a los homosexuales a vivir la castidad -como a cualquier soltero o viudo- y, en concreto, dice:

Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición. (Catecismo de la Iglesia Católica, 2358)

Espero que nuestra generación tenga la suerte de llegar a ver en los altares a personas que lucharon por ser santas con una lucha quizá a veces más difícil por tener una tendencia homosexual.

Anuncios


10 Responses to “Homosexualidad y santidad”

  1. Guau! Impresionante reflexión.

  2. 2 Patri Barrero

    Me ha encantado! De verdad!:)
    Es impresionante!

  3. 3 Carlos Arteaga

    ¿A vivir la castidad? ¿Eso que significa? Espero que a lo que se refieran no sea a que se puede ser homosexual, pero lo indicado es reprimir los deseos y no “ejercer”. Esa no sería mas que una variante mas, estupida al igual que las otras, de un intento para no seamos lo que somos. El ser homosexual conlleva desear a una persona del mismo sexo y si así se desea poder intimar sexualmente con ella, no me refiero a cuanta persona se le pase a uno por en frente, apoyo la idea de entregarse a quien se ame. Pero tener esta preferencia y no ejercerla, es como decirle a un heterosexual, te pueden gustar las mujeres, pero no puedes hacer nada con ellas. De verdad no se si por mis prejuicios contra la iglesia, no solo la catolica, estoy interpretando mal el articulo, pero es bueno tener claro ciertas cosas como estas, la idea tampoco es que quieran dejar de verse como los malos, disfrazando las palabras y las intenciones.

    • Muchas gracias por tu comentario. Con vivir la castidad la Iglesia se refiere justamente a eso; a no tener relaciones sexuales homosexuales aunque uno tenga esa tendencia. El Catecismo lo plantea como algo posible “mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental” (punto 2359). Es lo mismo que la Iglesia propone a los solteros y viudos heterosexuales: aunque les gusten las mujeres, no tener relaciones sexuales. Mi opinión es que hay que verlo como que el hombre puede estar por encima del sexo: no tiene que depender de eso para ser feliz ni para “realizarse”, ni mucho menos. Pienso que los homosexuales no están llamados a “ser lo que son” teniendo relaciones sexuales, sino encontrando lo que Dios les pide, y para un católico eso viene dicho también por lo que la Iglesia le plantea. Aunque esto no implica, por supuesto, que sea fácil.

      • 5 Juan Jose Echegaray

        Con todo esto me dais a entender que los homosexuales ven el sexo como un objetivo en la vida, y considero que es un gran error. La homosexualidad esta muy por encima de eso. El sexo esta ahi como muchisimas otras cosas que tiene esta vida que la hacen tan bonita. Si es verdad que hay gente (tanto homosexuales como heterosexuales) que convierten el sexo en una forma de vida, en un objetivo del dia a dia, pero no exclusivamente los homosexuales y no todos en general. Bien, por esa parte entiendo que no sea algo “bueno” para la Iglesia, ya que conviertes al projimo en un objeto para satisfacer tus necesidades sexuales y eso no es algo moralmente correcto. Pero yo ni me planteo en mantener mi abstinencia en pareja, si quiero mantener relaciones con otra persona para demostrar lo que siento por esta no dudo en hacerlo, forma parte de la relacion que tenga con dicha persona, pero para nada dependo del sexo ni mucho menos me defino con ello ni define a lo que estoy llamado a ser o hacer en esta vida. Hay muchas otras cosas que hago que estan muy por encima que realmente me definen como persona y no por ello tengo que reprimirme.

      • Estoy de acuerdo contigo casi en todo: la dimensión sexual no es la más importante en la vida, ni para un heterosexual ni para un homosexual, y usar al otro como fuente de placer es moralmente incorrecto. En cuanto a las relaciones sexuales, la Iglesia va más allá: las considera demasiado valiosas como para que puedan usarse solo como muestra de afecto o de amor (aunque esto ya sea importante). La relación sexual implica una donación de sí en lo más íntimo -porque el hombre es su alma pero es también su cuerpo al mismo grado-, por eso la Iglesia insiste en que el sexo sea solo dentro del matrimonio y abierto a la vida. Gracias por el comentario.

  4. Perdón que te diga esto, pero no estoy de acuerdo que la Iglesia lo imponga, estoy de acuerdo si una persona homosexual decide ser casto porque así lo desea, para ofrecerlo, esa es decisión suya, pero no estoy de acuerdo que la Iglesia lo imponga como algo obligatorio. Que culpa tienen los homosexuales que nacieron con esta tendencia?. Respeto tu opinión sólo por el hecho de ser humano y cada quien puede pensar y creer lo que quiera, pero el renunciar a algo tan humano como la sexualidad y el deseo debe ser algo opcional y no obligatorio.

    • No es que la Iglesia “lo imponga”. En principio los católicos obedecemos a la Iglesia libre y razonadamente porque confiamos en que lo que dice es para nuestro bien (¿qué gana un obispo o el Papa con que personas que ellos no conocen no tengan relaciones sexuales fuera del matrimonio, por ejemplo?). Y la Iglesia tampoco te recrimina por no hacerle caso: no “toma represalias”. O sea que obligatorio en cierto sentido. El que quiera obedecer que obedezca libremente. Gracias por el comentario.

  5. Habrá que investigar más sobre Paul Baudet. Creo que a algunos no les hará mucha gracia… 😉


  1. 1 La Iglesia y el acorazado del matrimonio homosexual | El guiñol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: