Big Fish y mi reflexión de fin de año

24Dic11

Nota: a diferencia de (casi) todo lo que publico en este blog, este post no tiene como fin transmitirles algo, queridos lectores potenciales, sino que es una reflexión más bien para mí. Con plasmarlo su objetivo está cumplido, pero si quieren leerlo, adelante.

Ayer tuve la oportunidad de hacer un ejercicio interesante. Vi por segunda vez esa gran película de Tim Burton que es Big Fish (2003). La había visto por primera vez hace unos siete años y puedo decir que mucho ha cambiado desde entonces. En su día la disfruté mucho, pero ayer entendí y compartí muchas más cosas.

El tema que con diferencia he aprendido a valorar más es el de las historias. Eduard Bloom –el protagonista– es un hombre que fundamentalmente cuenta historias. Algo que hace años no me cautivó ni mucho menos. Una carrera de Filología Hispánica y (a falta de un semestre) otra de Comunicación Audiovisual después, las cosas se me muestran muy distintas. Big Fish nos habla de las historias, de cómo, en definitiva, somos nuestras historias. Compensa pensarlo: a la pregunta “¿quién eres?” toda respuesta mínimamente completa exige, al menos, una historia, cuando no varias. Habla también de cómo la ficción nos muestra el verdadero sentido de nuestra vida; en el precioso final de la película, la muerte real de Eduard Bloom es la que su hijo le cuenta, la de ficción, y no la empíricamente comprobable, por decirlo así.

Podría hablar de ficción y verdad toda una vida –y he de decir que me gustaría hacerlo–, pero no es el objetivo de este post. Al ver esta película con una nueva perspectiva y al final de este año, quiero pensar que completo un pequeño ciclo. En el 2012 pasarán cosas. Termino mis años universitarios. Y me gustaría enfrentarme a lo que sea que venga como Eduard Bloom al irse de Spectre, ese pueblo ideal del que nadie quiere irse. Sabiendo que siempre es mejor andar hacia delante:

– This town is more than any man could ask for. And if I were to end up here, I would consider myself lucky. But the truth is, I’m just not ready to end up anywhere.
– But no one’s ever left. How are you gonna make it without your shoes?
– Well, I suspect it will hurt. A lot. Now, I’m sorry, but… well, goodbye.
– You won’t find a better place.
– I don’t expect to.

Feliz Navidad. Feliz 2012.

Anuncios


One Response to “Big Fish y mi reflexión de fin de año”

  1. Me gusto mucho la reflexión que hace referente a la película el “Gran Pez”
    La verdad la he visto dos veces y me ha llamado mucho la atención el lugar donde se desarrolla, muchas veces me he preguntado ¿Quién soy??? ¿Qué estoy haciéndo aquí??? no obstante pienso debo hacer mucho con mi vida, pues todo depende de mi, todo es un ciclo en nuestra vidas, debemos aprovechar cada instante de ella. Gracias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: