The World Is Changed…

23Nov10

…and some things that should not have been forgotten, were lost.

Con estas palabras arranca la trilogía cinematográfica de El Señor de los Anillos (aunque dichas primero en élfico), de la cual no hablaré aquí precisamente, aunque no niego que le pueda dedicar algún que otro post cuando esto del blog lleve su buen ritmo. La frase, esta vez, la traigo por otra cosa. He estado pensando sobre algunos acontecimientos recientes que me han tocado más o menos cerca, y que creo que puedo analizar hasta cierto punto. A ver si consiguo explicarme.

Hoy se presenta en España el libro Luz del mundo, una entrevista al Papa Benedicto XVI, hecha por el periodista alemán Peter Seewald y publicada por la Editorial Herder, con el subtítulo “El Papa, la Iglesia y los signos de los tiempos”. Me parece muy interesante, como diré más abajo, los temas que el Papa trata ahí. Me parece también muy curioso el modo de reaccionar de algunos medios de comunicación ante el adelanto que L’Osservatore Romano hizo del libro. Estudio Comunicación y he aprendido a enfocar las cosas del modo que más interesa a la audiencia y a la empresa a la que el periodista sirve, pero de ahí a (en este caso) hablar de un giro histórico de la posición de la Iglesia respecto al uso del preservativo cuando el Papa está hablando de una “humanización de la sexualidad”, ya es querer atacar.

No me extraña tampoco. Tuve la oportunidad de estar en Barcelona hace un par de fines de semana, cuando el Papa consagró el magnífico templo de La Sagrada Familia, de Gaudí. Ahí pude constatar que el Papa es un hombre muy polémico. Y es que es un hombre que dice las cosas claras en una sociedad que muchas veces se empeña en no verlas así. Y en su contra se lanzan muchos medios de comunicación y muchos políticos. Las palabras del Papa en el libro que hoy se publica, refiriéndose a las primeras críticas desde su elección, dan mucha tranquilidad frente a esta situación:

Si hubiese continuado recibiendo sólo aprobaciones, habría debido preguntarme si estaba realmente anunciando todo el Evangelio.

The World Is Changing

He de confesar que la frase que titula este post me gustaba más cuando la había entendido (mal entendido) la primera vez, o como la recordaba: “the world is changing“, con ese present continuous tan esperanzador. Y es que no quería en este post sonar como un católico ofendido y rabioso, que sale a la defensa del Papa tan ciegamente como los que le atacan. A falta del libro completo, que no ha estado disponible sino hasta hoy, que podido leer el famoso adelanto de L’Osservatore Romano, y me he encontrado con unas declaraciones fabulosas en las que el Papa confirma una vez más que el cristianismo no es el ancla del pasado que quiere escondernos la verdad y atarnos a no se sabe qué aburridas estructuras. El cristianismo es justamente “luz del mundo”, es la Verdad que el Papa defiende ya desde su lema pontificio –Cooperatores Veritatis– y que hace que el hombre encuentre, ahí donde creyó que no estaría, lo que siempre ha buscado. El cristiano es así lo más actual que existe, como dice el Papa:

Ser cristiano es en sí mismo algo vivo, moderno, que atraviesa toda la modernidad, formándola y plasmándola, y por lo tanto, en cierto sentido realmente la abraza.

Benedicto XVI frente a la catedral de Santiago de Compostela

De ahí que el Papa esté tan empeñado en oponerse a lo que parece imponerse en Occidente -la negación de la religión- en aras de la tolerancia.

La verdadera amenaza ante la que nos encontramos es que la tolerancia sea abolida en nombre de la tolerancia misma. Está el peligro de que la razón, la así llamada razón occidental, sostenga haber reconocido finalmente lo que es correcto y avance así en una pretensión de totalidad que es enemiga de la libertad. Considero necesario denunciar con fuerza esta amenaza. Nadie está obligado a ser cristiano. Pero nadie debe ser obligado a vivir según la “nueva religión”, como si fuese la única y verdadera, vinculante para toda la humanidad.

Es esa lucha contra el laicismo (que no la laicidad, que es deseable) que el Papa ha visto tan representada en lo que se ve en la sociedad española, que ha sufrido una guerra con mucha persecusión anticlerical hace menos de un siglo y ahora vuelve a mostrar un rechazo a la trascendencia en muchas de sus normas sociales y legales. Esta es, dicho sea de paso, una de las razones por las que el Papa quiso venir a Santiago de Compostela y a Barcelona, y por la que volverá a Madrid para la Jornada Mundial de la Juventud el próximo agosto, según dijo Yago de la Cierva, director ejecutivo de la JMJ, en un coloquio al que pude asistir la semana pasada. De la Cierva afirmó que el Papa es consciente de que si consigue que este mensaje cale en España, será un gran bien para toda la Iglesia.

Finalmente -los posts deben ser cortos, ¿cuándo aprenderé?- me parece de importancia recalcar la referencia del Papa a los novísimos, es decir, las realidades después de la muerte. Porque es clave en este debate no sólo asegurar que ser cristiano es vivir en plenitud este mundo que tanto ofrece, sino que su gran acierto viene justamente al final:

Los novísimos son como pan duro para los hombres de hoy. Les parecen irreales. En su lugar, querrían respuestas concretas para el hoy, soluciones para las tribulaciones cotidianas. Pero son respuestas que se quedan a mitad de camino si no permiten presentir y reconocer que yo me extiendo más allá de esta vida material, que existe el juicio, y que existe la gracia y la eternidad. En este sentido, debemos también encontrar palabras y modos nuevos para permitir al hombre de hoy traspasar la barrera del sonido de lo finito.

Espero que el revuelo que ha causado la próxima aparición de este libro sirva para que mucha gente lo lea y conozcan un poco más de lo que este gran hombre tiene que decir. Agradezco a Jesús Colina, director de Zenit a quien tengo el gusto de haber conocido personalmente, por la traducción de los fragmentos del Papa que he puesto. Recomiendo leerlos todos -incluyendo el par de párrafos que tanto se han malentendido- en la noticia publicada en Zenit.

Anuncios


One Response to “The World Is Changed…”

  1. 1 Alvaro

    Que refrescante es leer una opinion bien fundamentada.

    Me has motivado a profundizar sobre este gran revolucionario (revoluciona quien tiene el valor de defender sus convicciones) que es el papa Benedicto XVI

    Un fuerte abrazo desde Francia
    Alvaro


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: