Nunca es tarde para volver

13Feb10

Hola, lectores potenciales aún no existentes. Es verdad que les debo una disculpa, pues los he tenido completamente abandonados desde antes de Navidad (o de la Navidades, como dicen en Hispania, como si fueran muchas…), pero pido que me comprendan. Es muy duro esto de escribir para gente que todavía no existe (que no existen como lectores de este blog, no digo que no existan en absoluto: están ahí, en algún sitio; quizá tomando un café en la calle Serrano, o cruzando Reforma, o lanzándose esa nieve sucia y gris que hoy cubre a la pasiva Pamplona). Es duro.

Pero -me dirán, cuando existan-, ¿acaso no escribes por el puro placer de hacerlo? Sí, es verdad. Pero también entra en este juego mi fragilidad humana y mi procrastinación (que nadie piense feo de esta palabra, antes de juzgarla acudan a su diccionario más cercano), y no ha sido sino hasta este día de febrero que me he sentado aquí con la intención de recomenzar.

Si algo he aprendido es que la esperanza siempre debe prevalecer, y que sólo vence el que en la lucha vuelve a retomar con el mismo ímpetu la batalla. Así que hoy les brindo, para cuando ustedes existan, mis renovados propósitos: seguiré escribiendo.  Espero.

Anuncios


One Response to “Nunca es tarde para volver”

  1. 1 Ken Lee

    procrastinar…terrible palabra para algo tan lindo como el dolce far niente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: